Una estrategia Smart Grid de energía como palanca de descarbonización

El término Smart Grid se utiliza para referirse a las redes de distribución energéticas «inteligentes». Aquellas que pueden integrar de forma eficiente el comportamiento y las acciones de todos los usuarios conectados a ella, de tal forma que se asegure un sistema energético sostenible y eficiente, con bajas pérdidas y altos niveles de calidad y seguridad de suministro.
Este fue el ejercicio que desarrollamos con Airbus; el líder mundial en construcción aeronáutica deseaba reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a partir del desarrollo de una red energética inteligente que le permitiera ajustar en tiempo real el flujo de consumo energético entre usos y producción de energía renovable. Todo esto gestionado con tecnologías de big data y blockchain.
GreenFlex desarrolló el proyecto en cinco centros de producción pilotos, ubicados en 4 países europeos: Toulouse (Francia, dos sitios separados), Broughton (Inglaterra), Illescas (España) y Hamburgo (Alemania).  Este fue el primer proyecto privado europeo de esta magnitud, liderado por un industrial.
En la primera etapa del estudio se definieron las arquitecturas más óptimas de redes inteligentes de energía (eléctrica y térmica (caliente y fría)) para enfrentar los desafíos de la empresa: reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) , seguridad de suministro y reducción de la factura energética. Este paso permitió identificar varias arquitecturas de energía por sitio, capaces de cumplir con los compromisos de Airbus.
Para cumplir con los desafíos de reducción de emisiones y de consumo de energía, GreenFlex intervino en varios puntos:

  • En la modelización de curvas de carga futuras (eléctricas y térmicas) y la construcción de escenarios de producción y almacenamiento para cada uno de los centros (pronósticos de construcción para nuevos edificios, rehabilitación térmica de la flota existente, integración de estaciones de carga para vehículos eléctricos, almacenamiento para el excedente de energía renovable o las oportunidades de flexibilidad que ofrecen los mercados de energía, creación de dinámicas de hidrógeno para almacenamiento a largo plazo, etc.)
  • El uso de las energías de mañana para mejorar la huella ambiental de los centros: producción de energías renovables (fotovoltaica, biomasa, eólica, cogeneración, biogás e hidrógeno), flexibilidad del consumo eléctrico y nuevos casos de uso vinculados a la movilidad (vehículos eléctricos o de hidrógeno), digitalización para permitir un control óptimo en tiempo real de las diferentes redes (medición inteligente, control de ladrillos tecnológicos, equilibrio de red)
  • La construcción de un ecosistema de circuitos de energía locales para mejorar la energía producida en simbiosis con los actores locales y crear nuevas interacciones territoriales de flujos de energía (suministro de redes de calefacción existentes, creación de nuevas redes de calefacción o refrigeración, etc…)
  • La participación de los grupos de interés (empresas de servicios públicos, TI, finanzas, etc.) y externas (agricultores en la digestión anaeróbica o empresas de producción de energía en redes de calefacción) para reunirlas en torno a un proyecto que apunta a tanto local como territorial.

Para identificar la mejor solución GreenFlex desarrolló herramientas específicas que permitían simular diferentes arquitecturas de red, generar escenarios de dimensionamiento y priorizarlos de acuerdo con su rentabilidad, las emisiones de gases a efectos de efecto invernadero (GEI) y nivel de autoconsumo.
Actualmente en España la implementación de un Smart Grid, representa la oportunidad de poder ser elementos activos del mercado energético, a partir de la generación y almacenamiento de energía, como también la gestión de la demanda en donde el consumidor/productor (prosumidor) puede generar ahorros en su factura energética al autoconsumir lo que produce, y generar ingresos por lo que vende o por lo que deja de consumir en un momento dado.
Nuestra oferta para un proyecto de Smart Grid, consiste en valorar las potenciales sinergias e interdependencias entre tecnologías y cualquier prerrequisito necesario para su implementación. Esta valoración se realiza mediante las simulaciones dinámicas, que permiten identificar respuestas del sistema a los diversos cambios de parámetros o equipos. Además, la múltiple experiencia de Greenflex permitió definir una visión técnica, ambiental y financiera de las futuras arquitecturas energéticas de los sitios que cumplen con los objetivos ambientales de la compañía.

X